miércoles, 12 de diciembre de 2012

Demasiado...


Dormí demasiado tiempo
en un lugar pequeño, cerrado, oscuro..
te juro que por ahí no pasaba ni una sola brisa...
es que ahí ni los suspiros existían...
se me durmió el corazón...
se quedó tirado en un rincón...

Y ahora que despertó,
las pequeñas brisas las siente como tormentas,
un pequeño rayo de luz lo deslumbra,
un espacio más grande lo aplasta con facilidad...

Facilidad con la que se olvidó que hay un mundo allá afuera...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada