sábado, 2 de enero de 2010

El color de mis ojos...

Las miradas ya no me comen, no me analizan… simplemente me ven pasar ligera, me siento mejor, he podido reponer unos trozos marchitos que tenía en el corazón… dejé que se me ablandaran otro que tenía ya muy secos la razón… Las inseguridades ya no me tienen prisionera,he podido huir un poco de ellas, alejarme de ese castillo de cristal, de cristal inquebrantable; puedes ver todo hacia dentro… pero nada dentro sale o cambia… te tienen prisionera y te dejan mostrarte tal cual ante la demás gente, pero nadie sabe como se maneja el castillo por dentro… Todo mundo envidia que puedas estar ahí, pues desde afuera pareciese hermoso, tan transparente y cristalino, pero las voces dentro nunca son escuchadas…